Mi cesta
Cuenta

 

EL ARCOÍRIS DE LA PIEL

Sin lugar a dudas, todos los colores son bellísimos, pero enfrentarnos al reto diario sobre cuál elegir para nosotros y nuestros atuendos puede ser un poco complicado.
Si a esto, le agregamos nuestro estado de ánimo, preferencias personales y hasta prejuicios,
puede que no sea tan fácil esta decisión.

 

 

Nuestra piel se complementa y subraya por los tonos de la ropa y accesorios que utilizamos.
Parece complicado, pero en realidad es muy sencillo.
Una vez que descubres cómo se logra, es sencillo hacer que cualquier tono de piel luzca radiante.

¡Hoy te explicaremos esta fórmula mágica!

Iniciemos pensando en los colores del arcoíris.
Éstos se dividen en tonos fríos (del azul al violeta) y tonos cálidos (del amarillo al rojo).
Lógicamente que también hay matices y tonos neutros.
Basándonos en esta teoría, ahora identificarás tu tono de piel.

 

 

De manera general, las pieles consideradas frías son aquellas que tienen un brillo azulado
a la luz natural. Pueden ser pieles claras o muy oscuras indistintamente.
Cate Blanchett, Viola Davis o en México, Angelique Boyer entran dentro de esta categoría.

Las pieles de tono cálido son aquellas que se decantan a los tonos verdes y amarillos (dorados). Lo que solemos llamar ‘olivo’ también entra en esta categoría de piel. Como ejemplo de pieles cálidas: Jessica Alba, Jennifer López y por supuesto Ana Brenda Contreras.  


 

 

En un nivel intermedio está la piel neutra, que es aquella que no se determina fácilmente,
puesto que no es totalmente fría ni cálida. Por ejemplo,
 la piel de Angelina Jolie, Rachel McAdams o la mexicana Ariadne Díaz.

Que tu piel se clasifique por cálida, neutra o fría no significa que sólo puedes usar tonos de esa misma clasificación o solo tonos opuestos. A continuación, te decimos cuáles son tus tonos ideales fríos y cálidos y cuáles usar con reserva o evitar completamente.

Para saber qué colores quedan con tu tono de piel al vestir es importante entender que se trata de complementar y resaltar tu color natural. Los que mencionamos como ‘colores complicados’
son tonos que son demasiado intensos para tu tono de piel y que en vez de complementar,
contrastan violentamente o abruman tu tono natural.
 
Si quieres usar un tono complicado para ti, puedes hacerlo, pero procura que sea
en accesorios o complementos pequeños.

 

 

SI SU TONO DE PIEL ES FRÍO
 
Gama de colores que puedes usar

    Colores fríos:
 Opciones en azul brillante, azul rey, zafiro, esmeralda,
amatista, morados profundos y/o lilas blanqueados.

    Colores cálidos:
Opciones en fucsia, rosa mexicano, cereza y/o rubí.

    Colores neutros:
Opciones en gris, azul marino y/o blanco puro.


Gama de colores que te recomendamos sólo en accesorios o complementos
Opciones en naranjas y amarillos.

 

 

SI TU TONO DE PIEL ES CÁLIDO:
 
Gama de colores que puedes usar

    Colores fríos:
Opciones en naranja, rojo, amarillo dorado, ambar y miel.  

    Colores cálidos:
Opciones en verde y azúles cálidos no brillantes, como olivo, turquesa profundo, helecho, verde musgo, verdes profundos de hierba, rojos-morados (piensa en el magenta y tonos morados como los de las orquídeas).

    Colores neutros:
Opciones en gris (entre café y gris), chocolate, blanco crema, arena claro.


Gama de colores que te recomendamos sólo en accesorios o complementos
    Opciones en tonos muy brillantes como amatista, zafiro o rubí o colores muy fríos tipo “hielo”.


 

 

 SI TU TONO DE PIEL ES NEUTRO:
 
Gama de colores que puedes usar

    Colores ideales:
Busca duraznos claro, rosa pastel o rosa palo. Funcionan muy bien también el azul pastel, verde jade y verde aqua suave.


    Colores neutros:
Opciones en gris topo, grises, blancos rotos (como vainilla), marfil y tonos crema.


Gama de colores que te recomendamos sólo en accesorios o complementos

    Colores demasiado brillantes o vibrantes que puedan abrumar tu tono natural, rojos y amarillos.
 (Si quieres usar amarillo, intenta con un tono más suave como arena y/o beige).

 

Te recordamos que éstos son secretos para sacar el mejor provecho a tu tono de piel,
pero son simples sugerencias.

Siempre lo más importante al vestir es que te sientas cómoda y guapa.
¡Experimenta y diviértete!